lunes, 21 de diciembre de 2009

Invierno

Hoy ha comenzado el invierno y la ola de frío que azota la península deja multitud de estampas blancas. Por eso, he elegido esta foto para celebrarlo.
Esta barca buscó el mejor lugar para morir. Sin fuerzas para seguir navegando, quedó varada en una playa gaditana bajo el sol de Andalucía. A pesar de su abandono, la barca sonríe a su amor imposible.
En otros tiempos, él coqueteaba con ella tiñendo de plata las olas con su luz para guiarla a buen puerto. Hoy la mira con desdén, pero a ella no le importa. Morirá viendo a su faro... el faro de Trafalgar.

6 comentarios:

Feli dijo...

En el faro de Trafalgar he visto puestas de sol increíbles, mientras disfrutaba de buena compañía y apuraba mojitos.

En las playas de Punta Paloma, Bolonia, Barbate, el Palmar, Caños, etc... he disfrutado con mis amigas, he jugado con mi hijo, me he besado con mi compañero...

El paraíso debe ser un lugar así, de ser una barca también escogería ese sitio para reposar.

Gracias por recordármelo todo, en estos días tan fríos, que incluso Montserrat aparece "enfarinada".

MADOLOK dijo...

Aprovecho tu blog para desearte una Feliz Navidad junto a tus seres queridos.

francisco aranguren dijo...

Estoy en pleno tiritón invernal: a mí me gusta el calorcito y esta foto con ese cielo azul y esa luz, me llena de nostalgia y deseo. Feliz travesía del invierno. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Preciosa foto y más aún por el contraste con estos días, lluviosos, de cielos plomizos, fríos, húmedos y sombríos (confieso que me encanta la lluvia, pero tanta agua empieza a producir moho en mi alma). Dicen los mayores que así solía ser esta época navideña. Supongo que tendrán razón aunque yo guardo otro recuerdo de navidades pasadas. Unas navidades más en familia, con grandes reuniones de amigos y vecinos, unas navidades en las que la iluminación de las calles me emborrachaba y donde la fiebre consumista no alcazaba nunca los 40 grados. A pesar de que las cosas ya no son lo que eran, me encantan estas fechas aunque cada año noto que me falta algo y probablemente ese algo no sea otra cosa que mi niñez.

Feliz Navidad Felix. Feliz Navidad a todos. :-]

novoa dijo...

Hermosas fotos tiene usted en este blog, oiga...
Saúde!

Félix G. Modroño dijo...

Es cierto, Feli:
la costa de Cádiz tiene una luz especial. Me alegra que te haya traído buenos recuerdos.

Gracias, Madolok. Feliz año.

Pues Francisco, nosotros somos del norte así que nos deberían amilanar estos días lluviosos. Pero también es verdad que estamos acostumbrados a los cielos del sur. Un fuerte abrazo.

Anónimo, bonito comentario. Evocador y acertado. Creo que todos los que vivimos otras épocas pensamos lo mismo, pero nuestra culpa es no haber sabido aquel espíritu. Feliz año para ti y los tuyos.

Graciñas, Novoa. Encantado de tenerla por aquí.