jueves, 15 de abril de 2010

Ya huele a Feria











8 comentarios:

Félix dijo...

¡Casi la huelo desde aquí en tus fotos!
Cordialmente,
Félix

Anónimo dijo...

Ya Huele A Feria Que Ole
Ya Huele A Feria
Ya Huele A Feria
Sevilla En Primavera Que Ole
Ya Huele A Feria
Sevilla En Primavera Que Ole
Ya Huele A Feria
Ya Huele A Feria
Y Se Ponen Alegre Que Ole
La Gente Seria
Y Se Ponen Alegre Que Ole
La Gente Seria
Gloria Bendita
Sevilla En Primavera Ole
Gloria Bendita
Sevilla En Primavera Que Ole
Las Penas Quita


¡¡FELIZ FERIA A TODOS!!

Varo dijo...

Jo, qué suerte tenéis... Feria de Abril, Semana Santa, el Rocío al lado...
Calidad de vida, y no lo de otros...
Envidia que me das.

Lola Montalvo dijo...

Pues ahora, domingo 18, mediodía... llueve torrencialmente; algo así debió ver Noé por los ventanucos de su barcaza. Creo que las fotografías de Felix, magníficas como todas las que nos muestra, son un tenue reflejo de lo que por estas tierras deben de estar preludiando cientos... ¡qué digo cientos! miles de personas, con el caballo listo, el traje de flamenca 'colgao' de una percha del cuarto, el vasito de manzanilla entre los trémulos dedos y mirando al cielo esperando que despeje la lluvia, torrencial, de una vez por todas. Hoy no huele a feria por aquí, no.
Besos miles.

Félix G. Modroño dijo...

Me huelo que esta semana voy a andar un poco perdido, Félix.
Un abrazo.

Vea que ya estás entrando en ambiente, anónimo, feliz feria.

Varo, pues aunque no lo crea, también trabajamos. Y, créeme: uno ya no tiene edad de fiesta y trabajo a la vez. Un abrazo.

Lola, en Sevilla ya ha llovido lo que tenía que llover. A partir de mañana empieza la verdadera primavera. Un cordial saludo.

francisco dijo...

El día después del diluvio. Y las ganas de sol y cielo que tenemos, y las ganas de vino y toros. Y el alvero y ese estallido de las chiquillas-mujeres vestidas de sevillana, deslumbrando por el Real. Juventud, belleza, simpatía, ganas de pasarlo bien, buena gente. Sevilla. Feria de Abril.

francisco dijo...

El día después del diluvio. Y las ganas de sol y cielo que tenemos, y las ganas de vino y toros. Y el alvero y ese estallido de las chiquillas-mujeres vestidas de sevillana, deslumbrando por el Real. Juventud, belleza, simpatía, ganas de pasarlo bien, buena gente. Sevilla. Feria de Abril.

Félix G. Modroño dijo...

Francisco, a eso le llamo un comentario preciso y precioso.
Un fuerte abrazo.