lunes, 31 de enero de 2011

Un trocito de Bilbao

Pueden imaginarse la cara de los transeúntes del puente de Triana al ver a un tipo enchaquetado colocando una baldosa en la barandilla, con cuidado de que la susodicha no terminara en el fondo del Guadalquivir, y encima fotografiándola.
La protagonista de esta historia es la típica baldosa de Bilbao que un día, mi amigo Alfredo Gastiasoro me envío por sorpresa por correo. Cosas de arquitectos. El hecho es que tengo un trocito de Bilbao en Sevilla.
Por entonces, Alfredo no sabía que había usado su nombre y su apellido para bautizar al protagonista de mi novela (arquitecto por más señas), de una novela a la que le acabo de escribir el punto final. Ya les iré informando al respecto.
¿Que cómo me siento? Raro... como vacío. Han sido dos años robando horas a quien podía y de dónde podía para culminar un trabajo que espero pueda darme muchas satisfacciones. Aunque la mayor es la de haber podido con ella.

P.D. A última hora me he colado en la mesa de Barcelona Negra 2011 sobre Narradores desde Euskadi que tendrá lugar el jueves 3 a las 17:15. Tendré el gusto de compartirla con José Javier Abasolo, Jon Arretxe, Aingeru Epaltza, el moderador Asier Muniategi y con cuantos acudan al Palau de la Virreina (La Rambla,99).

8 comentarios:

madolok dijo...

Me alegra saber que ya has acabado tu nuevo libro, espero que no tardando pueda tenerlo entre mis manos,e igualmente deseo que sea un exito, como los anteriores.
Un abrazo.

Alma dijo...

Espero impaciente tu nueva novela.Un éxito seguro...

Lola Montalvo dijo...

Qué ingenioso fotografiar la baldosa en el puente... Aunque el trocito de Bilbao es tu corazón, que ahí está latiendo y dando calor a esta ciudad.
Me alegra que hayas finalizado tu novela y que pronto esté ya lista para leer. Yo estoy desencantada... y me alegra tu ilusión. Me alegra mucho.
Besos miles

Félix G. Modroño dijo...

Gracias, madolok:
aún habrá que esperar a verla publicada. Saludos.

Bienvenida al mundo de las bitácoras, alma.

Pues sí, Lola, ejerzo de vizcaíno en Sevilla (y a veces, no es fácil, creeme).No te desanimes, los tiempos son más que malos. Yo creo que la suerte influye mucho y hay que estar preparado cuando llegue. ¿Conoces el blog de vivenciasdeunescritornovel? Muy interesante su entrada del 13/12/10. Un abrazo.

Lola Montalvo dijo...

Gracias, Felix... disculpa mi desliz del otro comentario. Es tu espacio y tu noticia. Muchas gracias.

Félix G. Modroño dijo...

Lola, este espacio es de todos vosotros.

francisco dijo...

Pedazo de Bilbao eres tú. Pedazo viviente. La loseta te lo recuerda. Pero si no lo fueras no te recordaria nada. La loseta es, en definitiva, un espejo en que te ves con txapela.

Félix G. Modroño dijo...

La loseta, un espejo. Bien mirado, no te falta razón, amigo Francisco.
Un abrazo.