martes, 19 de noviembre de 2013

Mi última entrada

19 de noviembre de 2013. Podría ser un día como otro cualquiera, pero no lo es. Han pasado más de cinco años desde que me abrí este blog y precisamente hoy he decidido escribir esta última entrada, después de 333 anteriores. No deja de resultarme curioso porque nací un día 3.
Reconozco que no he sido un bloguero muy disciplinado y, sin embargo, he sido multidisciplinar. En este blog han ido apareciendo fotografías a las que tenía un cariño especial, pequeñas reflexiones cotidianas, comentarios sobre mis novelas e incluso algún que otro retazo de mi intimidad.
Hoy quiero agradecer su paciencia y su fidelidad a todos aquellos que me han seguido. Espero que continúen leyéndome a través de mis novelas.
Aquí cada vez me cuesta más contar historias en esas fotografías que he ido mostrándoles. Se quedan muchas en el cajón. La que no quería que se quedara es esta con la que concluye la andadura de este blog. Ana entonces era muy pequeña y estaba recién levantada mientas la luz de la mañana iluminaba su rostro. Pero el detalle de la foto que más me gusta es el de verme reflejado en sus ojos.
Hoy cumple 18 de años y aunque legalmente ya es mayor de edad, para su padre siempre seguirá siendo una niña.

6 comentarios:

MADOLOK dijo...

Jolin Felix! Vaya desilusión, yo que siempre buscaba a mis tres blogeros favoritos..ahora tengo que dejar de leer uno y la verdad, no me hace gracia.
Comprendo que tendras menos tiempo con la preparación de tus libros, pero hay muchas personas que te seguian a traves de tu blog, aparte de tus libros.
Bueno, los amigos fieles seguiremos tus andaduras en cualquiera de los andurriales( como dirian en mi pueblo)donde te metas.
Un saludo.

Félix G. Modroño dijo...

Tampoco nos iremos demasiado lejos, Madolok.
Un afectuoso saludo... y gracias por estar ahí.

Fernando Iturri dijo...

Félix añoraré poder seguir leyendo cosa tuyas. Este Blog ha supuesto un cordón umbilical con alguien que durante años considere perdido en el devenir de la vida.
Salud, que Clío y Calíope te inspiren para hacernos disfrutar tanto como hemos disfrutado con tus novelas anteriores...
hasta el próximo recodo del camino...
un abrazo

Félix G. Modroño dijo...

Pues si para eso sirvió, me alegro, Fernando. Espero verte pronto. Un fuerte abrazo.

Alberto Moreno dijo...

Félix, cuanto tiempo. Acabo de terminar Muerte Dulce y he disfrutado como sólo el mejor muscular lo puede hacer.

Alberto Moreno dijo...

Musolari, este maldito corrector de Google....