miércoles, 15 de abril de 2009

Plaza Mayor

Esta es la Plaza Mayor de Villalpando. Una sobria plaza castellana, porticada por sus cuatro costados. Sin duda, una de las más bellas. Sobre ella ha girado la vida del pueblo durante los últimos quinientos años. En este recinto se ha coronado a la Inmaculada, se han celebrado ferias, se han ajusticiado criminales, se han corrido encierros de toros y, sobre todo, constituye el punto de encuentro de todos los villalpandinos. Bulliciosa durante las fiestas de San Roque y desierta en los días fríos de invierno. Es una delicia verla sin vehículos ni aditamentos modernos. Me gustan los rincones en los que parece que no ha pasado el tiempo.
En el sitio que hoy ocupa el Ayuntamiento y el edificio blasonado contiguo, antaño se levantó una fortaleza templaria. Aún quedan arcos apuntados y otros vestigios de la que fue su iglesia, hoy flamante salón de actos. El pasado sábado se presentó “Muerte dulce” en este marco incomparable. Estuvieron conmigo mi familia y un montón de amigos. Fernando Cartón ejerció de maestro de ceremonias realizando un esbozo muy emotivo de mi novela. El abrazo que le di fue sentido.
Mañana la presentaremos en Sevilla. Y el 20 en Valladolid, el 21 en Zamora y el 23 en Portugalete. En la agenda de la página web están los horarios y lugares. Si a algunos de ustedes les cuadra acompañarme, estaré encantado de saludarles y, sobre todo, agradecido.

5 comentarios:

Varo dijo...

La idea de celebrar el 5º centenario de nuestra Plaza Mayor me sedujo nada más me lo propusiste. No deberíamos dejar morir esa idea. ¿Lanzamos una "ofensiva"?
Por cierto, estoy seguro que ese abrazo del que hablas fue también sentido y de corazón por parte de Fernando: el aprecio es mutuo.
Varo.

Anónimo dijo...

No sé con que foto qudarme. Quizás la Plaza Mayor que nos ha visto crecer y donde coincidimos después de muchos años ésta Semana Santa en el bar de Torti. Conozco a muchos de los que habeis decidido escribir. Comparto y he compartido con vosotros: origenes, aficiones, sueños de juventud y cervezas en el bar de Toño. Después de leeros siento que nos siguen uniendo muchas cosas: inquietudes, preocupación por transmitir a nuestros hijos e hijas todo lo que aprendimos de nuestros padres, que sólo desde su ejemplo, con mucho sentido común, esfuerzo y cariño fueron capaces de transmitirnos y de formar personas.
Gracias a todos por compartir vuestras reflexiones.
Voy a hacer lo posible por estar mañana en Portu.
!Que te vaya bonito!, como dice la canción....
Un abrazo.

madolok dijo...

Felix, tu foto no se puede negar que es fabulosa, pero...a nuestra plaza le falta algo, está sin eséncia, le falta el alma(vacia).
Tal vez, ahora se parece más a como estaba en los años 20,pero necesita una belleza actual que se adapte a ella,sin perder la belleza de su antiguedad.¿No crees?
Bueno, es solo mi humilde opinión.
Un saludo.
MADOLOK

Félix G. Modroño dijo...

No es fácil captar una imagen de la plaza sin gente. La gente es el alma de cualquier lugar. Y gente hay en las terrazas, en los mercadillos, de paso... (en San Roque ni hablamos). Para mí es una delicia verla despejada para ser ocupada por niños, comerciantes... Mi humilde opinión es dejarla así, pero respeto otras. En su día tampoco hubiera apostado por la Torre Eiffel o por el Centro Pompidou. Lo moderno en lo moderno y lo antiguo en lo antiguo. ¿Pondríamos una pirámide de cristal bajo la Puerta Villa?
Un cordial saludo.

Anónimo dijo...

Sin ninguna duda, jamas pondria una pirámide de cristal bajo la Puerta Villa, y cuando me referia a vacia, no era de gente, sino de complementos apropiados;lo mismo que las farolas son apropiadisimas para esa plaza castellana,otros elementos como jardineras rustico-castellanas,algún banco movible(por las fiestas de San Roque),todo en el estilo apropiado, le darian un aspecto menos desolado(vacio al que me referia).Ver el valor historico de ella no le resulta fácil a todo el mundo, pero todo el mundo quiere disfrutarla.
De todas maneras,tenemos una gran joya y ,tal vez,uno de los sitios más importantes de nuestra vida, eso todo lo compensa.
Un cordial saludo.
MADOLOK