jueves, 23 de junio de 2011

Bilbao

Cuando éramos niños, jamás se nos hubiera ocurrido que a ningún turista le pudiera interesar Bilbao. Recuerdo perfectamente la primera vez que vi a uno sobre el puente del Arenal, fotografiando el teatro Arriaga. Mis amigos y yo nos quedamos observándole, atónitos, hasta que se fue.
Aquella imagen fue lo primero que se me vino a la cabeza cuando mi amigo, el escritor David Torres, me comentó en la Feria del Libro de Sevilla que le había encantado Bilbao y que para él era la ciudad más bonita de España. Nunca lo había oído antes de nadie y reconozco que me tocó la fibra sensible.
Durante casi un siglo, los maravillosos edificios decimonónicos han estado ocultos tras la contaminación provocada por la vorágine industrial. Con la reconversión, los jardines fueron ganando terreno a las fábricas y la brisa consiguió apartar el humo.
Desde entonces, la gestión urbanística sobre Bilbao ha sido impecable y no sólo en el entorno de la ría. Quien no haya visitado Bilbao en los últimos veinte años, no reconocería la ciudad.
Tras conseguir el año pasado el máximo galardón mundial a nivel de ciudades por su proceso de transformación, este año se Bilbao es finalista –junto con Ciudad del Cabo y Dublín- para ser la Capital Mundial del Diseño en 2014. La ganadora la dará a conocer el International Council of Societies of Industrial Design (ICSID) en el mes de octubre. Al margen de distinciones, ¿no es para estar orgullosos? P.D. La magnífica foto que encabeza esta entrada es de mi amigo Javier T. Palacio.

7 comentarios:

Lola Montalvo dijo...

Preciosa ciudad que, gracias a ti, desde hace tiempo tengo unas enormes ganas de conocer. Las fotos le hacen un gran honor.
Cuando yo era pequeña, en Madrid se hablaba mucho de lo fea que era Bilbao... comentado por los muchos que a mi alrededor la visitaban. Está claro que es el cisne de nuestras ciudades y, una vez que entendió que una ciudad es mucho más que una reunión de edificios más o menos organizada, su belleza surgió poco a poco hasta lograr lo que hoy nos muestras.
Besos miles

Tomás Mansilla dijo...

Pues que quieres que te diga, si quitas de la imagen, el museo GUGGENHEIM, LA PASARELA ZUBI ZURI, LA ARAÑA del museo GUGGENHEIN, y la torre IBERDROLA de reciente construccion, ya me diras el encanto de Bilbao (Arquitectonico)Porque todos estos encantos que he ennumerado se encuentran todos ellos a 200 metros a la redonda, Bilbao tiene pocas cosas que destacar, siempre hablo arquitectonicamente, de todas formas son puntos de vista.
Saludos cordiales

Anónimo dijo...

Señor Mansilla, ¿está hablando usted en serio? ¿realmente ha visto bien Blbao? Si es así, supongo que conoce la catedral de Santiago, Plaza Nueva, la iglesia de San Antón o la de los Santos Juanes, el Teatro Arriaga, el paseo del Arenal, la Alhóndiga... por no hablar de la singularidad de la Gran Vía, una de las calles más bellas de España con edificios (Diputación, Palacio Chávarri, etc) que son una maravilla.
Simplemente hay que saber (y querer) mirar.

Luis A.

Tomás Mansilla dijo...

Fijate si lo he visto, que llevo 37años viviendo aqui, pero, o yo pertenezco a la once, o todo se resume a como lo quiera ver cada uno, yo veo Bilbao, gris, anodina, falta de belleza, y si nos atenemos al comentario original,osease arquitectonicamente hablando, esta, brilla por su ausencia, y me nombras la gran via, ya me contaras que es lo que tiene de especial, digo de arquitectura,!!hombre!! si te llama la atencion ver edificios de hace 100 años, pues si, haberlos hailos, pero eso existe en cualquier ciudad que se precie, y asi podemos seguir con la plaza nueva, o la iglesia de san anton, la plaza nueva, como esta hay infinidad de ellas en España, te diré mas, es normalucha, si conoces alguna de españa haz una pequeña comparacion, tienes en salamanca, madrid, barcelona, en cuanto al templo de san anton, pues eso, uno de los innumerables templos que hay en españa, !!hombre!! me dices la alhondiga, pues si, ahi coincido contigo, pero solo por fuera, porque como bien sabras a sido rehabilitada por dentro, y lo han dejado hecho unos zorros, pero bueno, todo es segun con el color que lo quiera ver cada uno.
Saludos cordiales

Félix Modroño dijo...

Agradezco vuestros comentarios. Y sin querer entrar en polémicas, evidentemente no es lo mismo haber vivido día a día desde los tiempos de ciudad contaminada, donde es más complicado apreciar los cambios, que verla por primera vez.
Saludos.

Anónimo dijo...

gracias felix por las fotos de bilbo.Mansilla,que pena.Un saludo a tod@s de una nieta de villalpando en bilbao

Félix G. Modroño dijo...

Un placer, anónima. Tengo un montón de fotos guardadas de Bilbao que insertaré muy pronto, cuando esté cerca la publicación de la próxima novela.
Saludos.